sábado, 22 de diciembre de 2012

Reservas Silvestres Privadas en Nicaragua suman 62


Las Reservas Silvestres Privadas en Nicaragua aumentaron a 62 en este 2012, igualando así el número de Reservas en manos del Estado, según el presidente de la Red de Reservas Privadas de Nicaragua, Freddy Cruz Cortés, quien celebra que 48 de estos territorios en conservación natural, están captando 39 mil toneladas de carbono anuales, lo que representa un gran aporte a la preservación del medio ambiente.
Un estudio realizado este año por la Red de Reservas Silvestres Privadas, RSP, señala que 48 reservas silvestres de las 62 privadas que hay en el país, están captando 39 mil toneladas de carbono y que el total de las reservas privadas están produciendo 237 millones de metros cúbicos de agua al año.
“Nosotros poco a poco hemos venido siendo la opción más eficaz de conservación de la naturaleza, porque son nuestras propiedades las que hemos decidido que sean bosques para la protección de las especies de flora y fauna”, dijo Cruz Cortés, quien añade que las RSP tienen en el país -en conservación de bosques- un área de 102 kilómetros cuadrados.
Cruz Cortés dice que las propiedades que conforman la Red de Reservas Silvestres, al formar parte de la conservación natural en Nicaragua, son una plataforma ideal para el ecoturismos del país, evidencia de ello es que 17 reservas han incursionado en ese segmento turístico.
Circuitos turísticos
El compromiso de las Reservas Silvestres Privadas, de acuerdo a su presidente, es el de conservar el patrimonio natural y desarrollar un modelo de gestión ambiental, empresarial y de responsabilidad social en el país, que propicie la sostenibilidad, la conectividad ecológica y el mejoramiento de las condiciones de vida en la población cercana a estas reservas silvestres.
Es por tal razón que 7 reservas silvestres privadas del país, según Carlos Belli, presidente de la Reserva Monti belli, en Ticuantepe, coordinan unos perímetros denominados Circuitos Turísticos, para aumentar la diversidad de ofertas a los turistas que visitan las reservas silvestres y también para favorecer el desarrollo local.
“En los Circuitos Turísticos incorporamos a nuestros vecinos que no están dedicados a la conservación (en sus fincas o propiedades), pero que sí están motivados para llevar a la práctica ciertas gestiones que protejan el medio ambiente, aunque no están decididos como nosotros a dedicarse a la conservación silvestre”, dijo Belli, quien señaló que en el circuito de su Reserva Monti Belli, los ciudadanos ofrecen cítricos: piña, pitahaya, y derivados de la leche como cuajada, a los turistas que gustan del Ecoturismo.
Por ello, según Cruz, las RSP están fortaleciendo los destinos turísticos en Nicaragua con el Ecoturismo que practican en sus propiedades; y para ello tienen planeado la promoción de estas Reservas Silvestres Privadas para asegurar su sostenibilidad. Los Circuitos Turísticos también contribuyen a esto.
Cruz, presidente de la Red de Reservas Silvestres, indicó también que su organización realiza monitoreo e investigación del capital natural, desarrollo de estaciones biológicas, educación ambiental, producción sostenible, reforestación y otros servicios potenciales que promueven el compromiso social, comunitario y local, en las propiedades donde están las reservas.
Cruz señaló además que la Red ha registrado avances significativos en la construcción de los principales indicadores para el monitoreo de la biodiversidad y servicios ambientales, en las 9 mil 300 hectáreas que conforman las Reservas Silvestres Privadas. También ha contribuido para que la población aledaña a las reservas, tengan mayor conciencia sobre los recursos naturales y el ambiente.

Qué son las RSP
La Reservas Silvestres Privadas son propiedades privadas cuyos dueños han decidido dedicarlas a la conservación, protección y recuperación de los recursos naturales y del medioambiente local, sometiéndolas voluntariamente a la regulación estatal.
Son acreditadas y supervisadas por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, y forman parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, Sinap, de forma tal que aunque privadas contribuyen en forma directa a un fin público.
Las RSP forman parte también de la Red de Reservas Silvestres Privadas, la cual es una asociación civil sin fines de lucro, constituida en 2001 y aprobada mediante el decreto legislativo 3192, publicado en La Gaceta el 16 de enero del 2002, el cual apoya a las reservas silvestres legalmente reconocidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada