lunes, 18 de julio de 2011

RESERVAS NATURALES DEL SUROESTE DE NICARAGUA.


RIÓ-INDIO MAÍZ
El Sureste de Nicaragua ha sido reconocido como una región que concentra una alta cantidad de biodiversidad en bosques húmedos, importantes recintos de desarrollo forestal y de fuentes de agua tanto superficiales como subterráneas. Estas áreas constituyen por su extensión, riqueza biológica y cultural, un tesoro ecológico de vital importancia para la consolidación del Corredor Biológico Mesoamericano.

En virtud del interés por conservar este territorio se promocionó en 1988 el Sistema Internacional de Areas Protegidas para la Paz entre Nicaragua y Costa Rica (SI-A-PAZ). Asimismo ha sido ratificada la importancia del área fronteriza el Sureste de Nicaragua en el Convenio para la Conservación de Biodiversidad y Protección de Áreas Silvestres Prioritarias en América Central, firmada por los presidentes centroamericanos en el año 1992 durante su XII cumbre.

Posteriormente el 30 de Mayo de 1999, a través del Decreto Presidencial 66 –99, “Actualización y Precisión de Categorías y Límites de la Áreas Protegidas ubicadas en el Sureste de Nicaragua” (), se conformó la "Reserva de Biosfera del Sureste de Nicaragua", integrada por las siete Áreas Protegidas:
  • Reserva Biológica Indio Maíz,
  • Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos,
  • Refugio de Vida Silvestre Río San Juan
  • Reserva Natural Cerro Silva,
  • Reserva Natural Punta Gorda,
  • Monumento Nacional Archipiélago de Solentiname y
  • Monumento Histórico Fortaleza de la Inmaculada Concepción de María
Reconociendo que la protección y conservación de estas áreas no se puede dar de forma aislada sino que requiere del fomento de un desarrollo sostenible en las áreas colindantes se gestionó en 2003 la ampliación de la Reserva a 18,340 km² incluyendo Zonas de Amortiguamiento y de Transición. De esta manera se ajusta al modelo internacional y se integra a la red mundial del programa “El Hombre y la Biosfera” (Man and Biosphere, MAB) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Al mismo tiempo la Comisión Nacional de la Reserva de la Biosfera, decide cambiar el nombre a “Reserva de la Biosfera Río San Juan – Nicaragua”.
La Reserva de la Biosfera Río San Juan – Nicaragua es compartida por la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) con los municipios Bluefields, Rama, Nueva Guinea y el Departamento de Río San Juan incorporando los municipios El Almendro, San Miguelito, Morrito, San Carlos, El Castillo y Río San Juan de Nicaragua.

Su zonificación es en si misma un modelo de ordenamiento territorial que contribuye a que el impacto de la actividad humana sea gradual en relación a las áreas protegidas, pero a su vez permite que el desarrollo de esta actividad o actividades humanas se realicen bajo principios ecosistémicos que permitan la generación de ingresos sobre todo en las comunidades más empobrecidas ubicadas en las zonas cercanas a estas áreas protegidas.

Las Zonas Núcleo para la conservación a largo plazo se ubican en la Reserva Biológica Indio Maíz, los Humedales de los Guatuzos y las Serranías de Yolaina:

La Reserva Biológica Indio Maíz
 abarca la mayor parte del municipio de San Juan de Nicaragua, parte del municipio de El Castillo y parcialmente el área del municipio de Bluefields. Tiene una superficie de 3157 km2 de bosque húmedo tropical, humedales continentales, manglares, esteros y marismas. No se permite la extracción de recursos naturales de ningún tipo, ni la residencia temporal o permanente de poblaciones humanas.

Los Humedales de los Guatuzos con una extensión de 96 km2 ubicado en el municipio de San Carlos son parte del Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos. Está conformado por llanuras inundables donde predomina vegetación herbácea y algunas palmas. Es una zona inhabitable por su característica de humedal.

Las Serranías de Yolaina con una extensión de 315 km2 son parte de la Reserva Natural de Cerro Silva en el municipio de Blufields. En ellas domina el bosque húmedo tropical, en cuyas alturas nacen los ríos Kubra, Torsuani, Mahogany y Montecristi entre otros. Los indígenas Rama consideran más de la mitad de esta zona como su territorio de donde obtienen la mayoría de los bienes y servicios para su supervivencia.

La Zona de Amortiguamiento
 dedicada al desarrollo sostenible se divide según su característica en Ámbito Terrestre, Ámbito Marino – Costero y Ámbito Fluvial:

El Ámbito Terrestre ocupa la parte central de la Reserva de la Biosfera e incluye parte de los municipios de Bluefields, Nueva Guinea, El Rama, El Castillo y San Carlos.

El Ámbito Marino –Costero comprende una franja del mar Caribe de tres millas náuticas de ancho que se extiende desde la frontera con Costa Rica hasta la Bahía de Bluefields conteniendo ecosistemas marinos, estuarinos, costeros, arrecifales, marismas y manglares. Constituye un espacio de vida para las comunidades Ramas, Garífonas y Mestizos de la región.

El Ámbito Fluvial comprende completamente al Refugio de Vida Silvestre Río San Juan. Es una planicie con deltas, diques fluviales bajos, pantanos y barros de playa que por la alta precipitación de la zona permanezca saturado de agua.

La Zona de Transición tiene una extensión de 5146 km2 y una población de 160 000 habitantes. Incluye los municipios de Morrito, San Miguelito, El Almendro, Nueva Guinea y Rama. Es una zona con poca cobertura boscosa, más bien dominan los pastizales, los cultivos de granos básicos y algunos remanentes de bosques sin madera de valor comercial.

En la administración de estas áreas se pretende fortalecer la capacidad de los gobiernos municipales para ordenar el proceso de inversión a nivel local. Incluye la promoción y apoyo para la elaboración de planes estratégicos de desarrollo municipal y planes de ordenamiento territorial en cada uno de los municipios.



Importancia Cultural

El territorio del Sureste de nuestro país, nominado por la legislación nacional como Reserva de Biosfera del Sureste de Nicaragua, posee un patrimonio natural y cultural único en Nicaragua y Centroamérica. Ha sido un punto de confluencia de razas, culturas y nacionalidades. Los acontecimientos en su devenir histórico, transcurridos en tal escenario, vertebrado por el lago de Nicaragua, el Río San Juan y el Mar Caribe; han contribuido a modelar la nacionalidad de Nicaragua y Costa Rica. El Río San Juan, la Fortaleza de la Inmaculada Concepción de María, el viejo pueblo de San Juan del Norte y su bahía y El Lago de Nicaragua son algunos de los emblemas más ostensibles de ese escenario fluvolacustre.

Nos recuerdan el ímpetu de los conquistadores buscando el "Desaguadero de la Mar Dulce" que facilitara la entrada a Nicaragua desde El Caribe, la creación de la ruta comercial con Europa a través del río y las luchas con piratas y corsarios primero, y con Inglaterra después, para controlar la zona que, por su vocación canalera, facilitaría la unión de los dos océanos y "dividiría el imperio español en dos".

Asimismo nos recuerdan los diferentes proyectos de canalización, la guerra contra los filibusteros y los episodios relativos a la operación de la Ruta del Tránsito, que a mediados del siglo XIX comunico las dos costas de los Estados Unidos. También forman parte del patrimonio cultural de la zona los vestigios arqueológicos y antropológicos dejados por las tribus de Ramas, Guatuzos, Suerres, Melchoras, Botos, Guetares y Talamancas, todos originarios de la cultura chibcha.

 FUENTE:MARENA      /  LIC:RENE DAVILA /16060011




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada