sábado, 30 de julio de 2011

ZOOLOGICO NACIONAL DE NICARAGUA.

El Zoológico Nacional resulta un sitio interesante tanto por ser atractivo para invertir un día de tiempo libre en familia o con amigos, como por la función educativa, la recopilación de datos científicos y por ser la única institución en el país que recoge, da atención veterinaria y rehabilita animales silvestres incautados a traficantes o traídos aquí por cualquier persona interesada.

Sus instalaciones son humildes y bastante rústicas debido al poco apoyo estatal que recibe, y a las pocas empresas privadas comprometidas cariñosamente con él, sin embargo, este sitio y su funcionamiento se mantiene gracias al entusiasmo y entrega de sus trabajadores y de la Fundación Amigos del Zoológico Nacional, organización sin fines de lucro que lo administra y que desde hace bastante tiempo invierte esfuerzo y tiempo en la búsqueda de cooperaciones para tenerlo siempre activo y abierto al público.
Este Zoológico, el más grande de Nicaragua, exhibe más de seiscientas especies de la fauna nacional, la mayoría silvestres y algunas domésticas, además de varios ejemplares exóticos oriundos de sitios lejanos como África y Asia. Algunos de los animales que aquí se pueden observar son de especies que están incluso en peligro de desaparecer, y que sólo se les puede encontrar en mínimas cantidades en lo más espeso de algunos bosques y selvas del país.
Conozca a través de este Especial de ViaNica.com las ofertas al público general y los múltiples aportes sociales que realiza el Zoológico Nacional Nicaragüense, un sitio agradable para visitar, y una institución comprometida a la que vale la pena apoyar voluntariosamente.

Los atractivos para el público


El ambiente particular del Zoológico Nacional se capta desde el momento mismo de cruzar sus puertas de entrada. Desde aquí es posible escuchar el parloteo incansable de tantas especies de loras y lapas, el graznido de otras aves y eventualmente el rugido en el fondo de los grandes felinos. Ya desde esas puertas es posible pensar que se acaba de entrar a un sitio diferente e interesante, y esto se termina de comprobar al observar de cerca los tantos animales vistosos y extraños que se exhiben aquí.
El Zoológico cuenta con más de 650 especies de la fauna nacional, la mayoría silvestres pero otras tantas domésticas, también. Además, posee especies traídas de otros rincones del mundo (Africa, Asia y Australia), como pavo reales, un tigre de bengala, leones africanos, un mandril, un chimpancés juguetón, un mono verde, algunos emúes y búfalos de agua, así como varios finches, que son pequeños pajaritos multicolores.
El público es primero recibido por una enorme jaula bulliciosa en la que hay loras y lapas de diferentes especies. Luego, no hay una sola ruta recomendada para recorrer y descubrir los animales del zoológico, los visitantes pueden enrumbarse por donde mejor les parezca.
Cerca de la entrada, en las primeras jaulas, pueden observarse tres especies de tucanes, incluidos los llamativos picoiris. En otro sector hay un pequeño estanque con diversas aves acuáticas, y otros varios estanques en los que hay cuajipales y lagartos que conviven armoniosamente con tortugas de agua dulce de diferentes especies. En el centro de las instalaciones está una enorme y alta jaula en forma de diamantes, habitada por varios reyes de los zopilotes, especie muy interesante por su color blanco con bordes negros y su cabeza de un anranjado llamativo; en esa jaula es posible verlos desplegar sus alas y hacer vuelos cortos.
Al fondo del zoológico está la exhibición de los grandes felinos. Aquí se puede apreciar varios ejemplares, machos y hembras, de jaguares, pumas, leones africanos y un hermoso tigre de bengala. Observar de cerca a estos animales es una experiencia interesante, así como escuchar los rugidos con los que se comunican.
Son muchas las otras especies de animales llamativos que hay en el zoológico. Otros varios que se pueden mencionar son halcones, jabalíes, venados, cuyusos, dantos (o tapires), pavones, entre otros. Incluso, parte del sistema de este local es que varias especies de aves andan libres en las instalaciones, por lo que los visitantes pueden observarlos muy de cerca; además de las domésticas gallinas, los patos y los ganzos, en los corredores del zoológico transitan algunos alcaravanes y los bellos pavos reales.
También a la entrada del zoológico hay una cafetería que ofrece al público bocadillos y algunos platos de comida típica, entre otros, además de bebidas gaseosas y jugos comerciales. Asimismo, si un grupo quiere visitar el local y desea almorzar allí, pueden llamar y solicitar con antelación un servicio especial de comida.
Uno de los éxitos del Zoológico Nacional ha sido la reproducción de animales en cautiverio, logro que no es sencillo obtener para cualquier zoológicos a nivel mundial. Aquí han logrado el apareamiento de reyes de los zopilotes, dantos, ocelotes, pumas, jaguares e incluso de tigres de bengala. El último gran acontecimiento de este tipo fueron los nacimientos, en Agosto del año 2007, de una parejita de pumas y un jaguarcito.

El mariposario y orquideario


Para quienes disfrutan de observar el colorido y los diseños de las mariposas, de las orquídeas y de las aves pequeñas, el Zoológico Nacional ofrece al público un tour independiente por su mariposario y orquideario.
Ubicado en una zona céntrica del local, estos son dos espacios cerrados y conectados entre sí, con una atmósfera aislada del resto, en la que se intentó reproducir el entorno natural en que habitan mariposas y aves pequeñas, así como las plantas de orquídea. Entrar aquí tiene un costo adicional, pero para los amantes de la naturaleza puede significar una experiencia muy interesante.
A la entrada del mariposario hay una pequeña salita donde se presenta a los visitantes un video corto y una charla sobre las mariposas (el público puede elegir no ver el video ni recibir la charla). A continuación, se abren las puertas y se pasa al mariposario de mediano tamaño, en el que habitan y revolotean libremente 17 especies diferentes de mariposas y cuatro de colibríes. La atmósfera es agradable, el sitio ha sido ambientado con muchas plantas, la mayoría de las cuales escogidas por ser “plantas hospederas”, es decir, aquellas que buscan las mariposas en sus hábitat naturales.
Los visitantes pueden observar de cerca a las mariposas y colibríes, verlos en vuelo, o apreciar cuando se alimentan de unos artefactos dispuestos en el sitio, en los que se coloca néctares especiales o preparados con azúcar para su alimentación. También es interesante observar los diseños y colores de las pupas de las mariposas (el caparazón en el que se protegen cuando se transforman de larvas a mariposas), que están depositados en recolectores de pupas artesanales con los que se les protege y controla.
Luego del mariposario hay un pequeño laboratorio donde se da atención a las larvas y se lleva control de la población de mariposas. Aquí también se atiende eventualmente a los pajaritos que necesitan observación. Aunque los visitantes no pueden ingresar en él, sí pueden observarlo desde afuera, por medio de amplias ventanas. Este laboratorio se ubica en el punto que enlaza el mariposario con el orquideario, el cual se visita a continuación.
Este orquideario es, igual, un sitio cerrado y de ambiente natural, pero es más grande y lo que se observa aquí son plantas de orquídeas y muchas pequeñas y coloridas aves, entre finches australianos y aves de la fauna nacional o tropical que generalmente sólo se pueden apreciar en zonas boscosas, como chichiltotes y mieleros. Además, hay una pequeña cascada artificial de sonido relajante, y un pequeño estanque en el que habitan plantas acuáticas, algunas tortuguitas de río, mojarras y un gaspar, curiosa especie de pez considerada un fósil viviente por su anatomía singular.

La guía educativa y la biblioteca


El Zoológico Nacional tiene también un rol educativo y científico, y para estos aspectos brinda algunos servicios que se describen a continuación:
Está la oferta de visitas guiadas gratuitas (sólo disponibles en idioma español) a sus instalaciones, las que generalmente aplica para visitas de grupos medianos o grandes. Las visitas guiadas se realizan de forma regular con grupos de escuelas primarias, secundarias e incluso universidades. Durante el tour, se da una explicación a los visitantes, jaula por jaula, sobre los animales, su estado actual, su hábitat y otra información. También pueden presentar videos y materiales impresos de apoyo.
El zoológico también cuenta con una pequeña biblioteca en la que hay afiches, literatura general sobre la biología y ejemplares de estudios monográficos universitarios que han tomado en cuenta al zoológico en sus investigaciones. La oferta bibliográfica puede resultar interesante para estudios de ciencias naturales elementales o para investigaciones científicas más detalladas.
Asimismo, otro servicio más segmentado y que tiene en realidad un carácter de cooperación mutua, es que el zoológico abre sus puertas a estudiantes de veterinaria cuyas universidades quieran ofrecerle convenios de apoyo mutuo. Ya hay varias facultades de universidades nacionales que interactúan con el zoológico, y cualquier otra institución interesada puede comunicarse con la administración.
El Zoológico Nacional ofrece visitas con entrada gratuita, coordinadas con organizaciones sociales, a grupos de niños en situación de pobreza, niños con capacidades diferentes y otros grupos vulnerables.
Ubicado en las afueras de la ciudad capital, en el municipio de Ticuantepe del departamento de Managua, este zoológico es de fácil acceso para todo público por su cercanía a la Carretera a Masaya, desde donde un rótulo guía hasta su entrada. Es posible llegar a él en automóvil propio o usando los buses de trasporte colectivo interurbano que transitan por la carretera.
El Zoológico Nacional cuenta con una reglamentación estricta, diseñada para mantener la seguridad de sus visitantes y las de los animales que en él habitan. Estas son:
  • No traspasar las barreras de seguridad y vigilar que niños pequeños tampoco lo hagan.
  • No dar alimentos a los animales, estos tienen una dieta balanceada que debe respetarse.
  • No correr dentro de las instalaciones, esto puede alterar a los animales en cautiverio y a los que deambulan libremente.
  • No gritar dentro de las instalaciones, también puede estorbar a los animales.
  • No se permite la introducción de alimentos ni sus envolturas, ni patines o patinetas al local.
  • No dar a los animales cualquier clase de objetos, ni tirarlos dentro de sus jaulas.


Quienes atiende al Zoológico Nacional

“Cuando se te mete el gusanito del Zoológico, es difícil sacarlo”, comentó a ViaNica.com doña Marina Argüello, actual directora del Zoológico Nacional. Con esta frase pretendía resumir el cariño y entrega que causa el ambiente y la actividad del zoológico en las personas que con él se involucran con verdadero interés. Ese es el espíritu que fundamentalmente mueve a la Fundación Amigos del Zoológico Nicaragüense, y al personal que en él labora de forma cotidiana.
El zoológico es atendido por un personal de 30 trabajadores entre administrativos, veterinarios, educadores, seguridad y mantenimiento. Lo interesante del asunto es que en ocasiones todos apoyan en otras labores no correspondientes a sus cargos, todo con la voluntad de “hacer las cosas”. Eventualmente algunos trabajadores han debido ser retirados de sus empleos porque no logran alcanzar la sensibilidad hacia los animales y su manutención, que es necesaria para bien atender un local como éste, según comentó la directora.
La Fundación Amigos del Zoológico Nicaragüense es una organización sin fines de lucro a la que le fue otorgada la administración del establecimiento desde 1997. Su director es el doctor veterinario Eduardo Sacasa, y su principal promotora es su esposa, doña Marina. Además de los trabajadores, la fundación y el zoológico cuentan con la cooperación desinteresada de varias empresas que les proveen de alimentos, medicinas, publicidad y algunos fondos para mantener y atender a los cientos de animales y lograr que el zoológico siga abierto cada día al público nacional y extranjero.
A través del zoológico, la fundación ha desempeñado papeles de sensibilización en las comunidades cercanas, para evitar la caza y maltrato de los animales silvestres. Esto ha incluido, por ejemplo, espectáculos de títeres para niños, en los que se les habla de lo perjudicial que resulta matar animales por placer. Otra labor social del zoológico y la fundación ha sido la introducción de animales rehabilitados en zonas naturales.

El Centro de Rescate

Desde el año 1998 el Zoológico Nacional se convirtió en el centro oficial de recepción de animales maltratados, decomisados a comerciantes y traficantes por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA) de Nicaragua. Igualmente, abrió sus puertas para tomar todo animal que llegase en cualquier condición, de manos de cualquier persona. Es así que el zoológico inició otro rol importante en el país, un aporte de carácter veterinario que desarrolla ahora muy regularmente.
Estos animales son atendidos en las diferentes facetas que esta actividad implica: la atención médica, la rehabilitación y la posterior reinserción en zonas de hábitat compatibles. Todas estas facetas implican una inversión de esfuerzo y de tiempo que el zoológico realiza de forma voluntaria.
Eventualmente reciben cargamentos de varios centenares de ejemplares decomisados por el MARENA, y algunos traídos en muy mal estado de forma independiente por personas caritativas. Estos animales, finalmente y en su mayoría, han estado siendo liberados en sitios naturales, sobre todo en la comunidad de Cárdenas (en Rivas), la isla de Momotombito en el Lago de Managua y el Parque Nacional Volcán Masaya.

Ayudar al Zoológico Nacional


Según la administración del Zoológico Nacional, la partida presupuestaria que brinda el Estado no corresponde ni a la mitad del monto requerido para atender un establecimiento como éste a como se debe. ¿Y como hacen para subsistir? Gracias al apoyo que reciben de algunas empresas y personas individuales que brindan dinero en efectivo, alimentos concentrados, carne, frutas, medicinas, entre otros suministros, con los que se mantiene a todos los animales y la instalación en general. Pero esto no es suficiente. El Zoológico Nacional necesita más apoyo para lograr mejorar su infraestructura, su calidad de atención y lograr hacer nuevos proyectos.
ViaNica.com hace un llamado abierto a Nicaragua y el mundo para captar simpatizantes entusiastas del Zoológico Nacional, y donaciones necesarias para mejorar las condiciones en general de este local interesante.
Hay varias formas de cooperar con el zoológico, ya sea con carácter empresarial, institucional o personal. A continuación describimos algunas cuantas.
Adopte un animal: Cualquier persona o empresa puede optar por “adoptar” algún animal o especie de las que hay en el zoológico. Esto consiste en que el animal escogido reciba un patrocinio adecuado para su sustento. El establecimiento posee un catálogo de los animales con información detallada de cuánto y qué representa “adoptar” a alguno de sus ejemplares, a través del cual los interesados pueden conocer cómo aportar directamente a alguna de las especies presentes.
Done suministros: El zoológico no sólo necesita fondos, igual de importante pueden resultar suministros de diferentes tipos, necesarios para atender a los animales o al local: frutas, alimentos concentrados, carne, medicinas de uso veterinario, materiales diversos, entre otros.
Trabajo voluntario: las diversas labores necesarias para hacer funcionar el zoológico pueden recibir el apoyo de personas dispuestas a realizar trabajos voluntarios. Así, veterinarios, técnicos especializados entre otros pueden donar un poco de su tiempo o esfuerzo para apoyar al zoológico.
Promoción de proyectos: mejoras en infraestructura, otros aportes sociales, mejoras en la imagen... cualquier persona puede usar su creatividad e idear algún proyecto para mejorar en algo la situación actual del zoológico. Todo interesado puede presentar algún proyecto y, junto a la Fundación Amigos del Zoológico Nicaragüense, buscar las manos amigas dispuestas a colaborar con su ejecución.
Para apoyar al Zoológico Nacional en alguna de estas formas, o consultar y proponer otra manera diferente de las mismas, favor comunicarse con la administración a través de los datos que se exponen más arriba, en “Recepción”.
ViaNica.com extiende con estas líneas un reconocimiento y agradecimientos a toda esa gente encariñada, dentro y fuera del Zoológico Nacional, que con su apoyo y esfuerzo hacen posible su funcionamiento y la manutención de todos sus animales.
Esta información fue recopilada mediante una visita guiada al Zoológico Nacional, una entrevista a su directora y corroboración de datos con la oficina de Relaciones Públicas del MARENA. Agradecemos a doña Marina Argüello por toda la información brindada, al personal administrativo que nos recibió, y en especial a Tatiana Terán (veterinaria) y Xóchilt Picado (bióloga), quienes nos orientaron en el zoológico y dentro de su mariposario

LIC:RENE DAVILA /26070011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada