domingo, 29 de enero de 2012

JAGUARES HUERFANOS RECIBIDOS EN EL ZOOLOGICO DE NICARAGUA.


La casa de la directora de un zoológico de Nicaragua se ha convertido en un 'orfanato' para las crías huérfanas de animales en peligro de extinción. Sus nuevas 'pupilas' son dos cachorras de jaguar.

La madre de las pequeñas fue asesinada por un campesino cuando entró a un corral para cazar un cerdo. Unos misioneros encontraron a las crías en la remota comunidad indígena de Tronquera, en el Caribe norte. Para salvar a los jaguares de las manos de los traficantes de animales –en el mercado negro podrían ofrecerse hasta 10.000 dólares por cada cachorro- los misioneros pidieron ayuda al Zoológico Nacional de Masaya, no lejos de la capital nicaragüense.

Mientras sean pequeñas, las cachorras permanecerán en la casa de la directora del zoológico, Marina Argüello. Ahora Bulni (que significa 'mancha' en lengua indígena de la zona) y Limi (tigre) están bajo el control de los especialistas, alimentadas con biberón. Pero cuando crezcan un poco más, serán trasladadas al zoológico que cuenta con un refugio de rehabilitación.
Actualmente, en el parque de Masaya hay más de 1.200 habitantes, incluidos los animales de 17 especies de fauna en peligro de extinción en Nicaragua. Algunos de ellos también pasaron primero por la casa de Marina Argüello: desde un tigre de bengala hasta una leona africana.Hablando del problema de los felinos en peligro de extinción, la directora lamenta que los animales se vean obligados a salir de la selva debido a la destrucción paulatina de su hábitat. Los cazadores furtivos representan también un gran peligro.LIC.RENE DAVILA /270112

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada